La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Lectura actual

¡Recomiéndame un libro! 


DISEÑO DE PORTADAS PARA LIBROS 

  • Cubiertas personalizadas.
  • Portada exclusiva para tu libro.

  • Diseño adaptado a las necesidades y gusto.

 Diseño by Van GarcíaDiseño by Van García


 Conoce la historia del contador


 Última obra publicada


Novena (Old Edition)

Puedes encontrarme en:


 



Recuerda: Las entradas en las que aparezca el logo de la cámara tratan sobre fotografía.  :)

 

Detrás de Novena

Publicado 13/11/2016

Ya lo decía en la entrada anterior, en esta os iba a contar la historia de Novena, así que allá vamos. Siempre que hablo de ella me remito al año 2012, cuando me lo publicaron y tras un tiempo prácticamente no la mencionaba, bueno la realidad es que no lo hacía para nada.

Desde hace casi dos años vengo trabajando en otra novela, Equilibrio, que ahora mismo esta en esa fase de revisión, revisión, revisión y más revisión. No me había olvidado de Novena, cómo hacerlo, pero puse punto y final a su historia. Mientras trabajaba en mi última novela había alguien que siempre me recordaba Novena, en que quizá podría rescatarla antes de intentar publicar Equilibrio, así que tras pensarlo mucho, volví a ella.

No puedo decir sobre qué año surgió la idea de Novena pero fue alrededor del 2007 cuando me puse manos a la obra. En un principio no pretendía escribir una novela, hasta entonces lo más largo que había escrito eran relatos y con esta no me planteé la extensión. Escribía poco a poco, cuando los estudios y el trabajo me dejaban, no me agobiaba, me sentía bien en el mundo de Novena. El 2008 fue decisivo, había terminado de estudiar fotografía y en una tarde cualquiera una amiga y yo decidimos tomarnos un año sabático antes de entrar a la universidad e irnos a estudiar a Inglaterra. Digo que aquél año fue decisivo porque allí solo estudiaba y a pesar de viajar y tener vida social, cogí la costumbre de escribir todos los días. En aquellos meses prácticamente acabé Novena. Después de unos meses de mi vuelta ya tenía el primer borrador. Tras una época de retoques, allá por el 2010/11 comencé a enviarla a diferentes editoriales.

Derrochando ilusión

Creo que no sabía muy bien lo que hacía o quizá sí, a todos nos hace ilusión ver tu primera novela publicada pero ahora con la distancia y después de lo que paso, no todo vale. No lo catalogaré como una mala experiencia porque considero que aprendí muchas cosas. Después de esperar bastantes meses recibí dos respuestas, la primera fue una propuesta de coedición junto a un examen bastante positivo de la obra, la rechacé, no podía pagar esas cantidades de dinero y quizá ningún tipo de cantidad pero esto es otra historia. Tras rechazarla, al poco tiempo recibí la segunda. Parecía aceptable (de hecho lo hice), aceptable sin tener experiencia pero a día de hoy, aún no sé cómo pude hacerlo porque se veía desde lejos que aquello no era del todo limpio.  En unos meses recibí mis ejemplares en casa, sabéis, siempre había imaginado ese momento en el que por primera vez tienes tu novela en las manos, ver la portada, ojearla, la emoción y todo eso pero no fue así. Todo lo contrario, cuando la tuve entre mis manos me di cuenta del error que había cometido pero por contrato ya tenía que seguir hacia delante. Tenía en mi manos una novela con una portada horrorosa, más que atraerte te invitaba a quemarla (sí, lo sé, me he pasado) y cuando empecé a ojear el interior casi me da algo, ¡habían publicado el borrador tal cual! Cuando digo tal cual me refiero a que incluso había fallos en los que faltaba una letra en alguna palabra, por no mencionar los fallos habituales en un borrador. Se suponían que habían realizado una corrección, después de ver aquello me pregunté si al menos la llegaron a leer. Además, cuando me enteré del precio de venta casi me desmayo, no, creo que hubo un momento en que perdí la consciencia, ¡veintidós euros! ¡veintidós! Ni siquiera yo, que era la autora, la hubiera comprado, no tengo que escribir una lista de las razones por las que considero que es una barbaridad de precio creo que son obvias.

 

 

Estaba desilusionada y a los días tenía la presentación, tenía que presentar en público aquello. Sí, sí, aquello. Yo que odio hablar en público, que me tiembla la voz y todo mi ser, que lo paso fatal no, lo siguiente, que tengo pánico escénico, fobia a hablar frente a más de cinco personas (creo que soy muy exagerada o no…) tenía que presentarla. Pues allí estaba yo, en una sala pequeña pero llena, por cierto muchísimas gracias a todas las personas que acudieron que independientemente de todo esto, venían a apoyarme. Con todos mis miedos, algunos justificados por esa espantosa edición, presenté Novena, tras aquello participé en algunos actos pero su historia se diluyó pronto. En unos meses me había cargado la novela, no entro a decir si era mejor o peor siempre es muchísimo más mejorable, lo que quiero decir es que yo solita me había quitado de un plumazo toda la ilusión con la cual la escribí y yo sola, había borrado su historia.

¡Ooooooooh!

Creo que allí le puse un punto y final real pero eso fue hasta hace unos meses.  Tras aquello me sumergí de lleno en el mundo de Equilibrio, una idea a la que venía dándole vueltas desde hacía tiempo. Sabía que aún tenía (y tengo) mucho que aprender pero no quería cometer los fallos de Novena y no solo me refiero a la hora de publicar sino de escribir. Cautivada por este nuevo universo estaba llegando a la parte final, probablemente con nuevos errores de los cuales espero aprender pero no me da ningún tipo de miedo cometerlos, ¿cómo sino podría aprender? Con Equilibrio tenía muy claro qué sería de la portada, creo que aún arrastro la desilusión de Novena, ya os conté mi experiencia con la portada aquí. Así que, como os decía al principio, volví a ella.  Toda esa distancia ha sido positiva, incluso con mi poca experiencia ya podía identificar ciertos errores. Me animé a darle esta segunda vida pero no quería retocar demasiadas cosas, pretendía que fuera lo que es, mi primera novela, con todos sus fallos, errores y quizá aciertos. Por supuesto, la primera portada pasó a mejor historia e incluí uno de mis trabajos en ella.

¿Por qué Amazon?

No tengo que explicar lo difícil que es que te publiquen una novela siendo una inexperta y desconocida autora. Tampoco siento que aquella experiencia fuera una publicación real pero de alguna forma lo fue y que otra editorial publicara una segunda edición es prácticamente imposible. Amazon me ofrecía la posibilidad de hacer lo que yo quería en todo momento y además, sin gastarme un euro. Es un trabajo duro pero consideré que Novena podía ser un buen inicio y no me voy a engañar, soy de las que se tira a la piscina. Aunque tengo que decir que antes de dar el paso pase bastante tiempo leyendo acerca del tema y de autores que ya lo habían hecho. Casi a un mes de poner a la venta Novena no me puedo quejar, he tenido más ventas que en la primera edición y pronto publicaré algunas noticias, aún es pronto y me queda mucho trabajo por delante pero eso es algo que me encanta.

Ahora estoy de lleno en la promoción de Novena y con los últimos retoques de Equilibrio, algo que me llevara un tiempo considerable.

Aprovecho para animar a aquellos que intentan publicar, no os vengáis abajo, al final siempre ocurrirá algo que os mostrará el camino que debéis seguir. Recordad que todo pasa por alguna razón.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?