La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Última obra publicada


Puedes encontrarme en:


 



Recuerda: Las entradas en las que aparezca el logo de la cámara tratan sobre fotografía.  :)

 

El largo camino de la corrección literaria

Publicado 03/02/2017

En esta entrada os voy a contar el importantísimo paso de la corrección de tu novela.

Vayamos al principio. Ya tienes tu primer borrador listo, por fin has escrito ese ansiado (o no) final.

¿Y ahora qué?

Cuando terminé mi primera novela cometí muchos errores y uno de ellos fue no realizar una buena corrección, un error muy grave. Aquella vez mi proceso fue bastante deficiente, me limite a alejarme de la novela un tiempo prudencial y después realizar yo misma otra pasada al borrador. Vale, esto está bien, pero ni de lejos es suficiente.

Trabajando como me encuentro en mi segunda novela (una trilogía titulada Equilibrio), no he querido cometer ese error. El proceso de escribir una novela es largo y duro, pero coge aire porque la corrección es más de lo mismo.

 

No cometáis el error de obviar una buena corrección.

 

    1. Olvídala.

Como ya he comentado antes y como hice con mi primera novela, aconsejo que tras terminar el primer borrador la olvidéis. Debéis de tomaros un tiempo prudencial, os aseguro que para estos casos funciona muy bien. Cuando vuelvas a tu historia tendrás un poquito más de objetividad y verás errores que antes no veías, incluso puede que al releerla no entiendas conversaciones o situaciones. Esto pasa porque en el proceso de escritura todo el puzzle de tu novela está en tu cabeza y de forma automática, comprendes una escena aunque te falten detalles por describir. Sin embargo, el lector conoce solo lo ya leído y es posible que no la comprenda. Tomándote un tiempo y alejándote del mundo que has construido, habrá pequeños detalles que no tengas presente a la hora de releerla y así darte cuenta de posibles fallos que hayas cometido.

 

 By Van García. Todos los derechos reservados.By Van García. Todos los derechos reservados.

     

    2. Repásala, repásala, repásala…

Después de ese primer repaso, me recomendaron  que antes de enviar tu novela a una primera (sí, especifico primera) corrección profesional, volviera a repasarla yo misma, pero esta vez leyéndola en voz alta. Os aseguro que después de hacerlo te das cuenta de muchos errores en el borrador. Incongruencias y/o faltas de ortografía, palabras que no son adecuadas o que se repiten a lo largo del texto muy seguidas.

Para estas primeras correcciones que harás tu mismo puedes ayudarte de manuales para escritores. Existen muchos y específicos para los problemas que puedas encontrar, desde la parte más técnica hasta los que te pueden ayudar en la fase de escritura. Estos son algunos que me recomendaron en su momento:

  • 70 trucos para sacarle brillo a tu novela: Corrección básica para escritores de Gabriella Campbell.

 Para escribir de forma correcta los diálogos:

  •  Las acotaciones en narrativa de Victor J. Sanz.

 Para problemas con la puntuación:

  •  Puntuación para escritores y no escritores de Silvia Adela Kohan.

Como he dicho existen muchos y muy variados, sírvete de los que se ajusten a ti. Además de los manuales, están los artículos y entradas de una gran cantidad de blogs y páginas que te pueden resultar de mucha ayuda. Escritores y profesionales que dan muy buenos consejos para las primeras correcciones a tu novela.

Revisa tu borrador tantas veces como haga falta.

 

    3. Un profesional siempre es un profesional.

Después de haber releído tu borrador un millar de veces, de reescribir, corregir e incluso puede que algún allegado a ti le haya echado un vistazo, tengo que decirte que no es suficiente.

Cuando creas que ya has manoseado suficiente tu borrador llega el momento de buscar a un profesional. Sumérgete en la red y busca, tómate tu tiempo y sobre todo indaga en la experiencia del mismo.

 

¿Para qué un profesional si ya he corregido yo mismo/a mi borrador?

 

A no ser que seáis expertos en el tema, es un paso fundamental. Hay que intentar llegar a un editorial o incluso, a un concurso literario, lo más guapo/a posible. El propio escritor no verá muchas de las cosas que un experto en corrección va a ver, es un trabajo lento y arduo, están acostumbrados a ello y aunque no resulte económico, una buena corrección debe de ser obligatoria.

 

Lo recomendable es realizar una corrección de estilo y ortotipográfica. Si no tienes claras las diferencias os recomiendo el artículo de Mariana Eguaras donde lo explica de una manera muy clara.

Corrección de estilo y ortotipográfica: diferencias 

 

Después de un tiempo moderado, tendrás de vuelta tu borrador con los diferentes errores y consejos para mejorar. Es hora de volver a sumergirte en tu historia y seguir trabajando en ella.

Sin embargo, os tengo que decir que aquí no acaba la cosa.

 

    4. Cuatro ojos ven más que dos.

Este punto es opcional, si ya te han realizado una buena corrección no tienes por qué realizar otra. En mi caso, con mi última novela decidí llevar a cabo una segunda corrección. No es por desconfianza, pero son humanos y se les puede escapar algo. Cuando contacté con mi segundo corrector le expliqué la situación en la que se encontraba el borrador. Tras leer las primeras páginas, me envió un presupuesto inferior al de una primera corrección, algo que me daba confianza en él ya que entendía que no tenía el mismo trabajo que un borrador en bruto.

No me equivoqué en que otro profesional trabajará en mi novela, aún ya teniendo una corrección seguían apareciendo algunos fallos. Por supuesto, en este caso el proceso es mucho más rápido, tanto para el profesional como para ti a la hora de volver a repasar los errores que te envían.

 

Ya nos queda menos. Después de volver otra vez a darle un vuelta más a tu borrador tras una segunda corrección hemos de suponer que por lo menos, está más que correcto para su posible publicación pero… Lo siento, esto no es todo.

 

    5. Informes de lecturas.

Los informes de lecturas suelen ser de varias páginas y en ellos te van a decir los aspectos a mejorar de tu obra como la estructura, personajes, estilo, diálogos, ambientación, ritmo, etc. También incluyen una valoración comercial y la sinopsis.

Las ventajas son muchas y además, el coste no suele ser muy elevado. Cuantas más opiniones objetivas tengas de tu obra más redonda será.

De la misma manera que en el punto anterior, busca a profesionales. En este caso, también aconsejo realizar varios informes de lecturas, pero a profesionales de diferente tipo. Lo que quiero decir es que si tienes un informe de lectura de un editor, consigas otro realizado por un escritor, son puntos de vista diferentes. También puedes optar por lectores cero.

 

Recuerda, buscamos opiniones objetivas. Será la manera para acercarnos a la realidad de nuestra obra.

Aquí os dejo el enlace a la entrada de Gabriella Campbell sobre lectores cero*. 

*Muy interesante.

 By Van GarcíaBy Van García

    

    6. Llegando al fin del proceso de corrección.

Aunque el proceso lo haya resumido mucho muchísimo en estos puntos, la realidad es bastante larga. Tus propias correcciones llevaran meses, además del tiempo de alejamiento de la obra, a ello hay que sumarle el tiempo que cada profesional se tomará con tu novela que dependerá de los errores que haya. Tendrás que volver a repasarla con cada corrección y, por último, esperar los informes. Una vez los recibas, tomarás la decisión de retocar o no por penúltima vez tu historia (nunca será una última vez hasta que sea publicada).

 

Una vez en este punto, tendrás una visión lo más objetiva posible de tu obra que probablemente difiera de la idea inicial que tenias. Lo importante es que tendrás una novela preparada y con suficiente calidad para ser enviada a editoriales o concursos, incluso para una auto publicación. Elijas el camino que elijas, te espera otro largo sendero que recorrer, pero nadie dijo que sería ni rápido ni fácil.

 

Recuerda: Todo esfuerzo tiene su recompensa ;)

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?