La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Última obra publicada


Puedes encontrarme en:


 



Recuerda: Las entradas en las que aparezca el logo de la cámara tratan sobre fotografía.  :)

 

Notita: La Saga de los Longevos, de Eva García Sáenz

Publicado 07/08/2017

Editorial: La esfera de los libros

Publicación: 2012

Páginas: 592

 

Sinopsis:

¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años?

Iago del Castillo, un carismático longevo de 10.300 años al frente del Museo de Arqueología de Cantabria, se ve arrastrado, en contra de su voluntad, a dirigir una investigación genética: sus hermanos Nagorno un conflictivo escita de casi 3.000 años y Lyra una huidiza celta de 2.500 años, cansados de enterrar durante siglos a sus familias efímeras, están obsesionados con identificar su rara mutación y tener hijos longevos.

Adriana, una joven y resuelta prehistoriadora, regresa a su Santander natal, contratada por el museo, dispuesta a rehacer su vida y aclarar el extraño suicidio de su madre, la psicóloga de cabecera de la alta sociedad cántabra, ocurrido quince años atrás.

Iago y Adriana chocan desde el primer momento, aunque entre ellos surge una intensa atracción que ambos intentan ignorar. No imaginan que su pasado determina su destino. Cuando descubran la cruda realidad y reaccionen, las consecuencias de sus actos les dejarán marcados para siempre.

Fuente: casadellibro.com

La Saga de los Longevos. Photo by Van GarcíaLa Saga de los Longevos. Photo by Van García

 

Había terminado una saga que me atrapó por completo y andaba buscando mi siguiente lectura. Ojeé unas cuantas pendientes que tenía, pero no me decidía por ninguna hasta que giré la cabeza y miré a mi mesita de noche: estaba allí.

 

Semanas atrás (quizá meses), un compañero de trabajo me había traído el libro y allí lo tenía. Había leído las primeras páginas en cuanto me lo dejó y a pesar de que tiene un muy buen inicio, no era el momento y lo deje allí aparcado hasta que hace unos días lo devoré.

 

Cómo no engancharte de los longevos y de sus historias a lo largo de la humanidad.

 

Eva García Sáenz es ahora una escritora muy conocida gracias a su trilogía de la Ciudad Blanca, pero La Saga de los Longevos fue su primera novela. Su historia se convirtió en viral cuando la subió a Amazon y comenzó a recibir muy buenas críticas de los lectores, tras unos meses de destacarse en las listas de esta página, las editoriales se fijaron en ella. Esto es un breve resumen, porque supongo que todo este proceso se dilataría en el tiempo, pero lo que importa es que este libro llegó a dar un buen zumbido en el universo digital y me alegro de que haya llegado a mis manos. Sí, es un primer libro, pero sin duda Eva García Sáenz nació para escribir.

 

 

La historia de La Saga de los Longevos nos llegará desde la perspectiva de los personajes principales; Adriana e Iago.

 

No me gustaría dar muchos detalles de la historia porque creo que merece ser descubierta poco a poco, con las pausas que la misma novela nos proporciona y que no te permiten dejar el libro de un lado ni un minuto.

Nos encontramos con una novela que mantiene el equilibrio, por una parte entre fantasía e historia cuando Iago toma la perspectiva, ya que desde un principio se nos cuenta que es un longevo y su forma de vida, además de tener unas características como personaje que enganchan, sus recuerdos son una parte imprescindible, no solo para el libro, sino históricas, sumergiéndote en diferentes culturas. La autora hizo una buena labor de documentación al respecto. Aunque los recuerdos no suelen ser demasiado agradables para los protagonistas, me han encantado esas partes.

El otro peso de la balanza lo lleva Adriana con la realidad más cotidiana, en su día a día en el museo, en su trabajo y en esa creciente atracción hacia su jefe.

A mitad de la novela, ese equilibrio se romperá y la realidad se mezclará de una manera casual con el mundo de los longevos.

 

Photo by Van García.Photo by Van García.

Por supuesto, Adriana acabará descubriendo que son longevos, ya lo dice la sinopsis. La reacción que tiene al descubrirlo es obviamente la de no creer que su jefe,  que además le atrae, nació en la prehistoria. Hasta ahí bien, pero si tengo que ponerle un pero es quizá en el momento en que Adriana cambia de pensamiento y pasa de no creerle a creerle. No voy a desvelar nada, creo que en la historia está bien llevado, pero no sé, personalmente me imagino esas escenas y me parecen un poco inverosímiles, quizá poco creíbles, pero… ¡Qué digo! Estamos hablando de longevos. Quizá sea la situación en sí que me parece poco creíble.

 

Otro pero que le pondría a la historia es la relación de Adriana con su padre, se nos cuenta algo y al principio, se producen un par de llamadas por parte del progenitor que quedan en nada. Me gustaría que se hubiera desarrollado más esa parte.

 

Después de que Adriana acepte a los longevos y toda la situación se “normalice”, empieza en la novela la parte con más peso sobre las diferencias familiares y, aunque se ven a lo largo de toda ella, es a partir de ese punto donde pasaran a ser más peligrosas. Jairo es el hermano menor, el malo y arrogante, pero en ocasiones Eva García Sáenz consigue que se vislumbre en él algo de humanidad, quizá hasta para justificar algunos de sus actos o de no juzgar otros como tan graves, pero entonces la autora prepara con fuerza su golpe mortal. En las últimas páginas nos enteramos del por qué de esa mala relación entre hermanos y… Me quedo sin palabras y sin comentarios respecto a eso. Descubridlo.

 

En cuanto al personaje de Lyra, la conoceremos más a fondo en la parte final de la historia, sobre todo cuando descubrimos su historia y, aunque creo que pasa un poco por lo alto durante la novela, al final se sitúa en ella con un peso bastante grande.

 

También tenemos a otro personaje con mucha fuerza, Héctor. El padre de los longevos y puede que el de gran parte de la humanidad. Es el que, en apariencia, es el más estable, pero con una obsesión y cariño desmedido hacia su hijo menor Jairo que le llevará a cometer errores graves y por supuesto, a dañar a Iago.

 Photo by Van García.Photo by Van García.

 

Esto son unas líneas muy generales de la historia que se esconde tras esta novela, pero lo que más me gusta es que a pesar de que hablamos de longevos, es una historia real, llena de pasión, miedos, de errores del pasado, del peso que conlleva arrastrarlos a lo largo de unos pocos años o de milenios. Me gusta cómo la escritora hace que el lector empatice con un longevo, con sus acciones y respuestas ante la realidad de Adriana. Me encanta de que nadie cambie por nadie, sino de que se acepten como son o se alejen unos de otros.

 

En cuanto al final, es una tormenta, una sucesión de hechos que nos mantendrá en tensión. Descubriremos respuestas a algunas cosas que nos helará la sangre, pero otras nuevas se quedarán en el aire. El epílogo nos anuncia la segunda parte y es que el pasado siempre vuelve.

 

Muy recomendable, es una historia que engancha desde el principio, mantiene la tensión y está muy bien escrita.

Para aquellos a los que le enganche la historia como a mí, deciros que hay segunda parte y, por lo que he leído, el final también es abierto. Tendremos que esperar a ver si la autora se decide a escribir una trilogía (ojalá).

 

Portada de la segunda parte de La Saga de los longevos.Portada de la segunda parte de La Saga de los longevos.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?