La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Última obra publicada


Puedes encontrarme en:


 



Recuerda: Las entradas en las que aparezca el logo de la cámara tratan sobre fotografía.  :)

 

Notita: Las marcas de la muerte, de Veronica Roth

Publicado 22/04/2017

Editorial: Molino

Publicación: 01/2017

Páginas: 496

 

Sinopsis:

El don de la joven CYRA consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento. El don de AKOS le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel? En un universo en guerra, los dones de CYRA y AKOS hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en unir sus fuerzas para luchar contra la injusticia y convertir el dolor en poder. La desconfianza en lealtad. El amor en ansia de libertad.

Las marcas de la muerte. Foto por Van GarcíaLas marcas de la muerte. Foto por Van García 

Antes de comprarme el libro leí varias reseñas, la mayoría hablaban muy bien de él. Tenía claro que lo iba a leer porque como sabéis a Veronica Roth le precede su gran saga: Divergente. Me encantó la saga, a excepción del último libro y no es por su final, sino porque ya me recordaba a otras historias demasiado y me decepcionó. A pesar de ello, esperaba con muchas ganas la siguiente trama de la autora. Cuando leí la sinopsis me atrajo mucho, así que cuando lo tuve entre mis manos empecé a leerlo con muchas ganas.

 

Y creo que ese fue mi error...

 

Muy a mi pesar, tengo que decir que al final me ha dejado con mal sabor de boca y a pesar de la opinión que he escrito, leeré la siguiente parte. No me gusta dejar las cosas a medias y con la introducción de este primer libro, espero que el siguiente vaya más al grano (lo sé, lo sé, no tengo que esperar nada o me decepcionará).

 

Me preparé un par de cafés o tres, o más… 

 

Un café, dos, tres... Foto por Van GarcíaUn café, dos, tres... Foto por Van García

 

Las Marcas de la Muerte nos presenta una Galaxia un tanto peculiar, cuenta la historia de Cyra y Akos, enfrentados desde la cuna por su lugar de nacimiento y las familias a las que pertenecen (¿os suena de algo?). Ambos son de los pocos agraciados con un destino, destinos que son visionados por los Oráculos y son secretos, al menos en un primer momento.

Cyra pertenece a la realeza del violento pueblo Shotet y su don es su maldición, provoca dolor con cualquier contacto físico y sufre un dolor constante. Por otra parte, Akos pertenece al pueblo de los pacíficos Thuve y su don anula y lo hace inmune a los dones de los demás mediante el contacto.

 

Vaya, que los dones de ambos son piezas que encajan a la perfección.

 

Hay cosas que me han gustado mucho. Veronica Roth nos introduce en una tiranía política encabezada por el hermano de Cyra, una historia más sangrienta que sus libros anteriores (sin exagerar) y un worldbuilding muy rico. El libro está escrito en tercera persona y la autora lo hace desde la perspectiva de los dos protagonistas, Cyra y Akos. Me parece muy acertado, porque es una muy buena forma para introducirte en ambos personajes, conocerlos y empatizar con ellos, pero este juego de doble perspectiva, a veces, es un arma de doble filo.

Conectas muy bien con los personajes principales y en un primer momento, resultan bastante reales, sobre todo por los objetivos que tienen. No pretenden salvar el mundo, aunque al final la historia acaba dirigiéndose a ese punto. 

 

 

Como he dicho, el libro no me ha terminado de llenar. Perdí el interés muy pronto y tuve que darle varios cafés a la historia para continuarla y por fin, acabarla. La primera mitad del libro es una introducción del mundo que la autora nos presenta, sus costumbres, fiestas, lenguaje, etc, etc. Las descripciones se hacían muy pesadas y el ritmo lento, porque todo es contado desde la perspectiva de ambos, es decir, el doble de tradiciones, de costumbres, etc. A veces te llegas a confundir, pero sobre todo, te aburres. Los personajes secundarios a penas se desarrollan y es una pena porque hay muchos, seguramente en la próxima entrega sabremos más de ellos. Muchas de las cosas que pasan son muy predecibles, por lo que si ya no te engancha al principio y además presupones lo que va a pasar pues imaginaos (decepción). Cuando llegas al ecuador parece que la cosa se va a animar, pero aún no conseguía engancharme y es que es a partir de la tercera parte del libro cuando la historia empezó a interesarme de verdad. Creo que la verdadera acción se desarrolla en muy pocas páginas, y cuando el conflicto está en su apogeo, termina. Deja muchísimas cosas en el aire, eso está bien porque hay continuación, pero creo que deja demasiadas. Personalmente, el final no me ha gustado nada. Es cierto, que da algunos giros que puedes no esperar, pero aún así, creo que es un final muy precipitado. Pienso que se puede acabar una historia dejando al lector con más ganas de leer, pero escribiendo un punto. Este final me ha parecido más como una coma y, me he sentido un poco estafada.

Creo que es una historia buena y de la que se puede sacar bastante partido, por eso espero que la segunda parte tenga un mejor ritmo.

 

Se repiten algunos patrones que vemos en Divergente (y otras sagas). No tiene que ser algo negativo, según cada lector, pero para mi lo es. Por ejemplo, existen diferentes escuelas de lucha entre los Shotet y según en cual hayas aprendido actuarás de una manera u otra. Aún así, quiero dejar claro que Veronica Roth se aleja bastante de Divergente con un mundo nuevo y unos personajes más oscuros.

 

Por último, contaros también que el libro ha creado un poco de controversia en las redes, se ha hablado de racismo al identificar una raza violenta o pacífica a determinadas características físicas, también se ha criticado el modo en que la autora ha tenido al narrar el dolor crónico.

Dejando esto a parte, me quedo con muchas dudas a la hora de recomendar este libro.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?