La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

BILOGÍA EQUILIBRIO

ABRIL 2019 

¡¡YA DISPONIBLE!!


Novena (Old Edition)

 

Reseña: La fragilidad de un corazón bajo la lluvia, de María Martínez

Publicado 10/08/2020

Páginas: 480

Editorial: Crossbook. Planeta editorial

Año: 2020

 Foto por Van GarcíaFoto por Van García¿Y si tuvieras que perderlo todo para darte cuenta de que no tenías nada?

¿Si la única forma de recuperar tu vida es dejar que esta se derrumbe?
¿Qué ocurre cuando lo único que te queda es un corazón roto y un futuro incierto?

Darcy abandonó Tofino un día de diciembre, con el corazón repleto de sueños rotos y promesas sin cumplir. Desde entonces, no ha hecho otra cosa que huir de los recuerdos y sus heridas.

Ahora, sus pasos la han llevado de vuelta al principio.
A un lugar donde el amor y la culpa colisionan.
Donde la lluvia cuenta historias y esconde secretos.
Porque hay instantes que marcan toda una vida.
Porque a veces volver para decir «adiós» es lo único que puede salvarnos.


 ¡Hola, hola! Hoy os traigo una nueva recomendación de romántica New Adult. Se trata de La fragilidad de un corazón bajo la lluvia, el último libro de María Martínez, autora que descubrí hace nada y, aunque ha vuelto a conseguir que lo devore, es cierto que ciertas cosas me han fallado un poco.

Nos encontramos ante una historia contada desde el punto de vista de ambos personajes principales, Darcy y Declan, algo que nunca me cansaré de recalcar que me encanta. María Martínez nos habla de segundas oportunidades, de las cargas que la vida te va poniendo y de los giros inesperados que hace que nos anclemos a un lugar o persona, o que volemos demasiado lejos.

La historia comienza con un día en la vida de Darcy, un día que nadie quiere tener, de esos en los que es mejor no levantarte de la cama. Ese no es el día de Darcy o quizá sí, ahora que sé lo que inició ese día de m€%/da. Ahora que lo pienso, quiero un día así. El caso es que ese es un día de finales y precisamente eso, la llevará de vuelta al principio.

La trama es sencilla, tenemos a Darcy, que por un asunto familiar, tiene que volver a Tofino, una isla donde ha vivido sus mejores años acompañada de su abuelo y sus amigos, pero que tuvo que abandonar contra su voluntad, dejando todo lo que la hacía feliz atrás y cargando en la maleta con la idea de que aquellos que decían quererla, no lucharon por volver a verla. 

Darcy es una chica cerrada, le cuesta mucho abrirse a los demás y confiar al cien por cien porque cuando lo hace, siempre acaba sufriendo. Querer a alguien, arriesgarse con alguna persona para ella supone correr el riesgo de que la abandonen porque siempre que lo ha hecho, la han dejado atrás. Arrastra una historia familiar dura que es un ancla que no la deja avanzar.

Como el destino tiene estas cosas, Darcy está por allí, en Tofino, resolviendo los asuntos que la han llevado de vuelta y cosas de los sitios pequeños, se encuentra a nuestro co protagonista. Declan... Yes...

En principio, Declan es bastante opuesto a Darcy. Él ha nacido y se ha criado en Tofino, fue el primer gran amor de Darcy y sí, también acabó dejándola atrás, aunque como todo en la vida, tiene una versión diferente de la de Darcy que necesita explicarle. Al igual que Darcy, Declan también arrastra una mochila bastante pesada y como dato, esto casi podría interpretarse de una manera literal porque se pasa toda la novela buscando una mochila. Declan está viviendo una carga brutal cuando Darcy reaparece y va a suponer un bache difícil de superar.

Tras el reencuentro, ambos personajes van a volver a conocerse y esto me ha encantado. Me gusta mucho como la autora no solo intercala capítulos desde la perspectiva de ambos, también hay capítulos con escenas del pasado. Todo esto lo empasta tan bien que, poco a poco, conocemos cómo los personajes han llegado a ser como son y por qué las cosas se han desarrollado de esa manera. Una de las cosas que me hizo gritar ¡Por fin!  Ha sido la aceptación más temprano que tarde de los sentimientos de ambos personajes, en este tipo de novelas nos acostumbran a marearnos durante casi toda la historia mientras tú te tiras de los pelos ante lo obvio. En este caso, los personajes aceptan lo evidente en cuanto a sentimientos bastante pronto, aunque eso no sea sinónimo de tomar ese camino... :D

Los secundarios (mis grandes amores de las novelas), me han encantado. Todos. Desde el abuelo, pasando por Will, Cameron, Liv, Sloane, Harvey, hasta la madre de Declan. Todos han tenido grandes momentos. Su gran lugar en esta historia.

La historia engancha desde el principio y no tiene momentos de bajón, pero sí que en algunos momentos hubo cosas que no me terminaban de encajar. La actitud de Declan me ha convencido, quizá en alguna cosa no he estado de acuerdo pero si tenemos en cuenta la situación por la que pasa que es bastante complicada y delicada, además de algo muy personal que cada uno vive a su manera, ni siquiera me atrevo a juzgar esas pequeñas cosas. En cuanto a Darcy, ella me ha encantado durante todo el libro hasta que nos acercamos al final. Creo que hay que saber separar las cosas y pienso que hay que estar al lado de un amigo en determinadas circunstancias sí o sí. También creo que es un poco radical cuando toma algunas decisiones, en el sentido que la última decisión que toma no le veo mucho sentido, una cosa no quita a la otra. Así que al final, hubo alguna cosilla que me decepcionó un poco, pero el epílogo me devolvió el buen sabor de boca de esta historia. 

Si sois de leer romántica New Adult, La fragilidad de un corazón bajo la lluvia y María Martínez son un must. 

"—Voy a hacer que te enamores de la lluvia..."

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?