La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

BILOGÍA EQUILIBRIO

ABRIL 2019 

¡¡YA DISPONIBLE!!


Novena (Old Edition)

 

Reseña: La marea de hielo, de Morgan Rhodes

Publicado 01/09/2020

Páginas: 496

Editorial: SM

Año: 2017

Photo by VanLa lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal.

MAGIA
Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias.
AMOR
Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos.
TRAICIÓN
Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos.

                                                                                                                       Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica.
                                                                                                            Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...


¡Ya está aquí septiembre! Para mucho no es precisamente una alegría el fin de las vacaciones, pero para mí este mes significa inicios y lo que más me importa, que poco a poco, vamos dejando la calor atrás, aunque aquí en el sur aún falta para eso.

Con una portada bastante fresquita hoy vengo a comentaros La marea de hielo, el cuarto libro de la saga de La caída de los reinos de Morgan Rhodes. 

En esta cuarta entrega continuamos en la línea de los libros anteriores, giros de trama, alianzas inesperadas, revelaciones y algo más de salseo. 

Si seguís leyendo, tened en cuenta que posiblemente haya spoilers de los libros anteriores.

Bien, en una primera parte, nos vamos poniendo en situación respecto al último libro. Magnus, Cleo y Nic están en Limeros, el príncipe vuelve a su tierra con unas ideas muy claras, sobre todo, después de lo que hizo en el tercer libro. Básicamente, están a la espera de las consecuencias. 

Jonas y Lissandra se siguen recuperando del último ataque con el único objetivo en mente de asesinar al rey Gaius, que por cierto, me está empezando a caer bien porque es otro de los personajes que hace que esta historia tenga gracia. Lucía recordamos que se largó con un tiarrón de fuego (así, por resumir) y tenemos a Amara que la lío muy gorda y volvió a Kraeshia. En este libro, la princesa tomará más protagonismo y a pesar de todo, la autora consigue que me caiga bien, me parece mucho más interesante que los demás personajes, exceptuando a Magnus, claro. 

Hablando de Magnus, el príncipe es el que seguimos viendo avanzar con cada libro y situación, con las cosas claras es notable su evolución. En La marea de hielo, lo vemos sentado en el trono de Limeros tomando decisiones, enfrentándose a su destino y aceptando sus sentimientos. Ya nos lo dejó claro en el tercer libro, pero... (carita sonriente). Me gusta mucho el cambio que sufre en el mismo libro.

Cleo, ay, Cleo. Tengo un problema con estos libros y es que tres de sus protagonistas no me caen bien y como ya dije en las reseñas de los libros anteriores, me dan pereza y coraje. Cleo, Jonas y Lucía son los afortunados. Por un lado, Cleo sigue prácticamente igual que al principio, dice que hace todo por recuperar su trono, pero al final o no hace nada, o sabes que en realidad no lo estas haciendo solo por eso, ains, amiga... Tengo que reconocer que hacia el final, antes de la llegada del rey Gaius, me gusta mucho una de sus actuaciones, casi dejo el libro a un lado para aplaudirle. ¡Por fin! 

Luego tenemos al rebelde, Jonas... No puedo con él. Lo he intentado pero no puedo. Este personaje empezó muy muy bien, pero entró en un bucle de decisiones estupidas de las que aún no ha salido. Ya no soporto más toda su paja emocional, ¿qué te pasa? Le daba de collejas, vamos a ver... No puedo, no puedo y mira que no es mala gente, pero es que... Vale, lo dejo aquí, ya os hacéis una idea. Lo único bueno de Jonas es que tiene a Lissandra a su lado, un personaje que sí merece la pena.

Lucía... Esta es otra. En este libro se le va la olla, podría resumir su participación así, parece que al final mejora algo, pero es que no entiendo esos cambios de personalidad tan bruscos. Al menos, trae uno de los bombazos de la historia, aporta algo de chicha.  

En el trío de los que no me gustan podría incluir perfectamente a Nic. No lo incluyo porque es un personaje que me ha gustado en otros libros y creo, por como termina este, que me gustará en el siguiente. Su aparición en esta cuarta entrega ha sido innecesaria, repetitiva y exasperante. Hace su papel de mejor amigo pesado muy bien.

La parte de Amara, como os he dicho, me ha parecido la más interesante y jugosa, hay de todo. Espero que sobresalga mucho más porque está muy bien construido y además, no tiene desperdicio.

En general y a pesar de todo lo que os he dicho acerca de los personajes, la historia vuelve a ser entretenida, pero la mayor parte del libro se me atascó un poco, hasta que la autora decide que va a empezar a meterte decisiones, revelaciones, muertes, giros uno tras otro y no puedes dejar de leer. Me hubiera gustado que esto hubiera empezado mucho antes. La última parte sí que me ha encantado y cojo con muchas ganas su continuación.

Si os gustó los anteriores libros, tenéis que seguir con la historia.

¡Nos leemos y os deseo un septiembre increíblemente bueno! 

wiiiiiiiiwiiiiiiii

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?